IV Congreso de la CiberSociedad 2009. Crisis analógica, futuro digital

Grupo de trabajo E-40: Competencias digitales en el puesto de trabajo

Ventajas y desventajas del uso de las nuevas tecnologías en la adquisición de competencias profesionales

Ponente/s


Resumen

La aplicación de las nuevas tecnologías, así como el paso del alumno a convertirse en protagonista de su propia formación supone que se realicen los cambios suficientes para que dicho cambio no resulte traumático para ambas partes implicadas en el proceso. Ante la convergencia europea, docentes y discentes deben ser conscientes de los nuevos papeles que deben asumir en el proceso de aprendizaje. En este contexto, existen diferentes recursos didácticos aptos para la introducción y adquisición de conocimientos, habilidades, actitudes, etc. En este trabajo mostramos una reflexión sobre los recursos didácticos que favorecen el aprendizaje de nuevas competencias y una propuesta acerca de los nuevos roles que deben adoptar profesores y estudiantes ante las nuevas tecnologías, haciendo énfasis en el proceso de obtención, tratamiento, síntesis y comunicación de la información, además del análisis de las circunstancias que rodean el uso de dichas tecnologías en las aulas.

Contenido de la comunicación

1. Introducción

Entre los objetivos de la Unión Europea se encuentra la coordinación de las políticas y normas legislativas de sus estados miembros en cuestiones relacionadas no sólo con el desarrollo económico, sino también con el progreso y el bienestar social de los ciudadanos. Este objetivo se ha extendido en las últimas décadas al ámbito de la educación y, en particular, a la enseñanza superior, adoptándose medidas conducentes a la reforma de la estructura y organización de las enseñanzas universitarias en distintos países para favorecer la construcción del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES).

Los principales objetivos, necesarios para el establecimiento del Espacio Europeo de Educación Superior y para la promoción mundial del sistema europeo de enseñanza superior, son:

  1. Adopción de un sistema de títulos fácilmente comprensibles y comparables, por medio, entre otras medidas, del suplemento europeo al título.

  2. Adopción de un sistema basado esencialmente en dos ciclos principales.

  3. Puesta a punto de un sistema de créditos como puede ser el sistema ECTS como medio apropiado para promover una mayor movilidad entre los estudiantes (PAGANI, 2002).

  4. Promoción de la movilidad mediante la eliminación de los obstáculos al ejercicio efectivo del derecho a la libre circulación.

  5. Promoción de la cooperación europea en materia de aseguramiento de la calidad con miras al desarrollo de criterios y metodologías comparables.

  6. Promoción de la necesaria dimensión europea en la enseñanza superior.

En este contexto, los principales desafíos futuros se centran en una mayor vinculación entre educación superior e investigación con la plena incorporación del doctorado como elemento fundamental de conexión entre los espacios de educación superior e investigación, el desarrollo de la dimensión social de la educación superior mejorando las condiciones de igualdad en el acceso y acogida y atención a los estudiantes y los recursos financieros, y la dimensión internacional de la educación europea bajo soporte del apoyo decidido a la movilidad de los estudiantes y personal universitario, incrementando la cooperación con terceros países y la mayor visibilidad internacional.

El modelo educativo hacia el que nos dirigimos propone una nueva organización del aprendizaje: modularidad y espacios curriculares multi y transdisciplinares, al servicio del proyecto educativo global (plan de estudios). La evaluación es utilizada estratégicamente y de modo integrado con las actividades de aprendizaje y enseñanza, en las que se debe producir una revalorización de la evaluación formativa-continua y una revisión de la evaluación final-certificativa. Como hemos mencionado anteriormente, el trabajo del estudiante se mide utilizando el ECTS como herramienta de construcción del currículo, teniendo como telón de fondo las competencias o resultados del aprendizaje, y que al mismo tiempo va a servir para la transparencia de los diferentes sistemas de educación superior.

Además, este modelo educativo está centrado en el aprendizaje, que exige el giro del enseñar al aprender y principalmente enseñar a aprender a aprender y aprender a lo largo de la vida (GÓMEZ-SENENT ET AL., 2002; HIGHET, 1967). Concretamente, está centrado en los resultados de aprendizaje, expresados en términos de competencias genéricas y específicas. El proceso de aprendizaje-enseñanza se basa en el trabajo cooperativo entre profesores y alumnos, lo que exige una nueva definición de las actividades de aprendizaje-enseñanza. Es fundamental la importancia las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) y sus posibilidades para desarrollar nuevos modos de aprender.

Los profesores también cuentan con recursos didácticos, que son los instrumentos utilizados para que la enseñanza resulte más fácil y el aprendizaje más rápido (FERRER, 1994). Es obvio que las técnicas de enseñanza utilizadas deben depender de los objetivos fijados y del nivel en que se desarrollan. Cada uno de ellos supone un planteamiento diferente y produce resultados diferentes. Se puede ver una explicación breve de cada uno de ellos en CANÓS, RAMÓN & ALBALADEJO (2008). Los recursos tratados son: clases teóricas, clases prácticas, método del caso (WASSERMANN, 1994), tutorías, seminarios y/o cursos monográficos, conferencias y otras actividades, enseñanza programada (SCRIVEN, 1979), enseñanza asistida por ordenador (EAO) (HUDSON, 1986) y e-learning. En concreto, mediante el e-learning se pretende proporcionar nuevas formas de aprendizaje, más flexibles, que enriquezcan los conocimientos de los estudiantes a través del uso de las tecnologías de la información, especialmente Internet, sin restricciones de espacio y tiempo. Es interesante que el alumno no sepa exclusivamente un contenido específico, sino que aprenda a aprender, es decir, se debe instruir en las técnicas del autoaprendizaje y la autoformación. Las nuevas tecnologías permiten acceder a una gran cantidad de información rápidamente en tiempo real, por lo que aparecen herramientas útiles para desarrollar el proceso de enseñanza-aprendizaje, como la comunicación a través de foros, chats, videoconferencia, plataformas educativas, páginas web, bases de datos, aplicaciones, etc.

En este trabajo presentamos los principales objetivos de la nueva ordenación de los planes de estudios diseñados para la convergencia europea. Después, definimos brevemente algunos recursos didácticos a disposición de los docentes para que los estudiantes adquieran correctamente las competencias generales, específicas y transversales fijadas en las nuevas titulaciones. Finalmente, mostramos las ventajas e inconvenientes que tiene la aplicación de las nuevas tecnologías en asignaturas jurídicas que se enmarcan dentro de los planes de estudio de carreras técnicas.

2. Ventajas e inconvenientes de la utilización de las nuevas tecnologías en la formación universitaria

Hoy en día es imprescindible el conocimiento del uso de Internet para poder optar a un puesto de trabajo, independientemente de las tareas que se tengan que desempeñar. Esta idea debe contemplarse en la formación universitaria que reciben los estudiantes que se matriculan en cualquier título oficial con el fin de que estén bien preparados para su futura vida laboral.

Parece claro que, hoy por hoy, las nuevas tecnologías se han convertido en una herramienta insustituible y de indiscutible valor y efectividad en el manejo de las informaciones con propósitos didácticos. Ya no es suficiente que los profesores sean buenos manejadores de libros. Las fuentes de información y los mecanismos para distribuirla se han informatizado y resulta difícil poder concebir un proceso didáctico en la Universidad sin considerar esta competencia docente. La incorporación de las TICs a la enseñanza requiere un cierto nivel de competencia técnica (CANÓS & RAMÓN, 2007a).

No cabe ninguna duda de que las nuevas tecnologías de la información y la comunicación están llamadas a alterar profundamente la docencia universitaria. Pero para que ello suceda, para que los cambios no se queden en una mera alteración del soporte habrá de producirse una auténtica revisión del uso que actualmente se les está dando. Una queja habitual en el ámbito didáctico es que los materiales multimedia disponibles son de muy baja calidad, reproduciendo modelos de enseñanza-aprendizaje de tipo conductista y que generan escasos retos intelectuales a quienes los manejan. Por tanto, el progreso tecnológico queda reducido a la incorporación de soportes novedosos mientras que la práctica didáctica no sólo no mejora sino que podría, incluso, retroceder (CANÓS & RAMÓN, 2007b).

Las nuevas tecnologías hacen posible nuevas modalidades de enseñanza aprendizaje. Sobre todo, la enseñanza a distancia o semipresencial (EAO y e-learning). Pero requieren igualmente de nuevas competencias en profesores y alumnos para que dichas fórmulas resulten exitosas. Exige de los profesores (aparte de las competencias técnicas básicas) nuevas competencias tanto en la preparación de la información y las guías de aprendizaje como en el mantenimiento de una relación tutorial a través de la red. Exige de los alumnos junto a la competencia técnica básica para el manejo de los dispositivos técnicos, la capacidad y actitudes para llevar a cabo un proceso de aprendizaje autónomo y para mantener una relación fluida con su tutor.

Algunas de las ventajas que podemos apreciar en el uso de las nuevas tecnologías para la formación universitaria son:

  • Acceso de los estudiantes a un abanico ilimitado de recursos educativos.

  • Acceso rápido a una gran cantidad de información en tiempo real.

  • Obtención rápida de resultados.

  • Gran flexibilidad en los tiempos y espacios dedicados al aprendizaje.

  • Adopción de métodos pedagógicos más innovadores, más interactivos y adaptados para diferentes tipos de estudiantes.

  • Interactividad entre el profesor, el alumno, la tecnología y los contenidos del proceso de enseñanza-aprendizaje (NAVARRO & ALBERDI, 2004).

  • Mayor interacción entre estudiantes y profesores a través de las videoconferencias, el correo electrónico e Internet.

  • Colaboración mayor entre estudiantes, favoreciendo la aparición de grupos de trabajo y de discusión.

  • Incorporación de simuladores virtuales como nueva herramienta de aprendizaje.

  • Permite al alumno tomar contacto con la realidad que se va a encontrar cuando salga de la Universidad.

  • Preparación para la evolución de las tecnologías a través de la práctica.

En cuanto a los inconvenientes, podemos citar los siguientes:

  • Elevado coste de adquisición y mantenimiento del equipo informático.

  • Velocidad vertiginosa con la que avanzan los recursos técnicos, volviendo los equipos obsoletos en un plazo muy corto de tiempo.

  • Dependencia de elementos técnicos para interactuar y poder utilizar los materiales.

  • Se corre el riesgo de la desvinculación del estudiante del resto de agentes participantes (compañeros y docentes) por una impersonalización de la enseñanza.

  • La preparación de materiales implica necesariamente un esfuerzo y largo período de concepción.

  • Es una forma totalmente distinta de organizar las enseñanzas, lo que puede generar rechazo en algunos docentes aversos al cambio (MARTÍNEZ BONAFÉ, 1993).

3. Conclusiones

La importancia de las nuevas tecnologías se hace cada vez más patente en la educación superior, con sus ventajas e inconvenientes. En este trabajo presentamos algunas reflexiones sobre este tema, incluyendo la relación de estas competencias transversales sobre información y comunicación que debe adquirir un estudiante que curse uno de los nuevos grados o másters definidos en el contexto del Espacio Europeo de Educación Superior.

Bibliografía/Referencias


  • Canós, L. & Ramón, F., 2007b, “La aplicación de las TICs en el aprendizaje de disciplinas jurídicas aplicadas en carreras técnicas en el marco de la convergencia europea”, III Congreso de la Cibersociedad.

  • Canós, L. & Ramón, F., 2007a,La información como competencia específica en el contexto de la convergencia europea, III Congreso de la Cibersociedad.

  • Canós, L.; Ramón, F.; Albaladejo, A., 2008, “Los roles docentes y discentes ante las nuevas tecnologías y proceso de convergencia europea”, V Congreso Iberoamericano de Educación.

  • COMUNICADO DE BERGEN, 2005.

  • COMUNICADO DE PRAGA, 2001.

  • CONSEJO EUROPEO DE BARCELONA, 2002.

  • DECLARACIÓN DE BOLONIA, 1999.

  • DECLARACIÓN DE LA SORBONA, 1998.

  • FERRER, V., 1994, La metodología didáctica a l’ensenyament universitari, Publicaciones de la Universitat de Barcelona.

  • GÓMEZ-SENENT, E. ET AL., 2002, La mejora de la enseñanza en la Universidad, Vicerrectorado de Coordinación Académica y Alumnado, Universidad Politécnica de Valencia.

  • HIGHET, G., 1967, El arte de enseñar, Paidos.

  • HUDSON, K., 1986, Enseñanza asistida por ordenador. Díaz de Santos, Madrid.

  • MARTÍNEZ BONAFÉ, J., 1993, Planificación didáctica y profesionalidad docente. Servei de Formació Permanent de la Universitat de Valencia.

  • NAVARRO, R. & ALBERDI, C., 2004, “Educación en línea: nuevos modelos de la relación docente-alumno en la educación a distancia”, Primer congreso virtual latinoamericano de educación a distancia, LatinEduca.

  • PAGANI, R., 2002, El crédito europeo y el sistema educativo español (informe técnico). ECTS Counsellor & Diploma Supplement Promoter.

  • SCRIVEN, M., 1979, Las ventajas y el empleo de los textos programados, en Calvin, A.D., Estudios sobre enseñanza programada, Limusa: México.

  • WASSERMANN, S., 1994, El estudio de casos como método de enseñanza. Amorrortu editores.


© Todos los derechos reservados